Bonapress-D – 30 Tabletas

MARCA REGISTRADA

BONAPRESS-D

ACCIÓN TERAPÉUTICA

Tratamiento de la hipertensión en aquellos pacientes no controlados adecuadamente con un inhibidor de la ECA en monoterapia.

FÓRMULA

Cada tableta contiene:
Enalapril………………………………….20 mg
Hidroclorotiazida……………………12.5 mg

MECANISMO DE ACCIÓN

ENALAPRIL: Inhibidor del ECA da lugar a concentraciones reducidas de angiotensina II, que conduce a disminución de la actividad vasopresora y secreción reducida de aldosterona.

HIDROCLOROTIAZIDA: los diuréticos tiazídicos aumentan la excreción de sodio, cloruros y agua, inhibiendo el transporte iónico del sodio a través del epitelio tubular renal. El mecanismo principal responsable de la diuresis es la inhibición de la reabsorción del cloro en la porción distal del túbulo. No se sabe con exactitud como el transporte del cloro es inhibido. Las tiazidas aumentan igualmente la excreción de potasio y de bicarbonato y reducen la eliminación de calcio y de ácido úrico. La hipopotasemia e hipocloremia inducidas por las tiazidas pueden ocasionar una ligera alcalosis metabólica, aunque la eficacia diurética no es afectada por el equilibrio ácido-base del paciente. La hidroclorotiazida no es un antagonista de la aldosterona y sus efectos son independientes de una inhibición de la anhidrasa carbónica. Usualmente, este fármaco no afecta la presión arterial cuando ésta es normal. La presión sanguínea podría ser, en principio, reducida debido a una reducción del volumen plasmático y de los fluidos extracelulares, lo que a su vez, ocasionaría una reducción del gasto cardíaco. Cuando el gasto cardíaco retorna a la normalidad, y los volúmenes de plasma y fluidos extracelulares son ligeramente menores, las resistencias periféricas se encuentran reducidas y en consecuencia, la presión arterial también. Los diuréticos tiazídicos también disminuyen la filtración glomerular, perdiendo parte de su eficacia en los enfermos con disfunción renal.

Los cambios en el volumen plasmático inducen una elevación de la actividad de la renina en el plasma, aumentando la secreción de aldosterona, lo que contribuye a la pérdida de potasio que produce el tratamiento diurético con tiazidas. En general, los diuréticos empeoran la tolerancia a la glucosa y ejercen efectos negativos sobre el perfil lipídico.

FARMACOCINÉTICA

ENALAPRIL: Después de la administración oral del enalapril se observan unas concentraciones séricas máximas al cabo de 1 hora. A partir de los datos de la excreción urinaria, se deduce que el enalapril se absorbe en un 60% aproximadamente. La absorción del enalapril no es afectada por la presencia de alimento en el tracto digestivo.

Una vez absorbido, el enalapril se hidroliza a enalaprilato, el verdadero inhibidor de la ECA. Las concentraciones máximas de enalaprilaro se alcanzan unas 4 horas después de una dosis oral de enalapril.

La excreción del enalapril es sobre todo renal. Aproximadamente el 94% de la dosis administrada es recuperada de la orina o las heces como enalaprilato o enalapril. En la orina se detectan enalaprilato y enalapril, sin que se hayan observado otros metabolitos diferentes.

Después de una inyección IV de una dosis única, el perfil farmacocinético del enalaprilato es poliexponencial con una prolongada fase de eliminación terminal que se corresponde con la parte del fármaco que se une a la ECA. La cantidad de fármaco unida no aumenta con la dosis, lo que indica que el punto de fijación es saturable.

La semi-vida de eliminación efectiva, determinada a partir de datos cinéticos después de dosis orales múltiples es de unas 11 horas. La eliminación del enalaprilaro es sobre todo renal, recuperándose más del 90% de la dosis administrada.

La biodisponibilidad del enalapril y del enalaprilato en pacientes con insuficiencia renal es similar a la de los pacientes con función renal normal hasta llegar a una filtración glomerular de 30 ml/min, momento en el que aumenta el tiempo para llegar a la concentración máxima del fármaco y las concentraciones de equilibrio («steady state»). En presencia de esta insuficiencia renal, también se prolonga la semi-vida de eliminación.

El Enalaprilato es dializable a una velocidad de 62 ml/min.

HIDROCLOROTIAZIDA: El comienzo de la acción diurética se observa a las dos horas, siendo los efectos máximos a las 4 horas, manteniéndose después 6-8 horas más. La absorción intestinal de la hidroclorotiazida depende de la formulación y de la dosis, pero por regla general suele ser del 50-60%. El fármaco cruza la barrera placentaria pero no la barrera hematoencefálica. La hidroclorotiazida no se metaboliza siendo eliminada como tal en la orina. La semi-vida de eliminación es de 2.5 horas en los pacientes con la función renal normal, pero puede aumentar hasta 12-20 horas en pacientes con insuficiencia renal grave (Aclaramiento de creatinina < 10 mol/min). INDICACIONES TERAPÉUTICAS HTA esencial. Tratamiento de la hipertensión en aquellos pacientes no controlados adecuadamente con un inhibidor de la ECA en monoterapia.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS
ORAL. En hipertensión, la dosis habitual es un comprimido, administrado una vez al día. Si es necesario, puede aumentarse la dosis a dos comprimidos administrados una vez al día. Los comprimidos pueden tomarse independientemente de la ingestión de alimentos. Tratamiento diurético anterior Puede aparecer hipotensión sintomática tras la administración de la dosis inicial de BONAPRESS-D, siendo esto más posible en pacientes con depleción de volumen o de sal como resultado de tratamiento diurético previo. El tratamiento diurético debe suspenderse 2-3 días antes del comienzo del tratamiento con Bonapress-D. Se debe vigilar la función renal y el potasio sérico. Posología en la insuficiencia renal. Las tiazidas pueden no ser diuréticos adecuados para usar en pacientes con insuficiencia renal y no son eficaces para valores de aclaramiento de creatinina de 30 ml/min o inferiores (es decir, en insuficiencia renal moderada o grave). En pacientes con aclaramiento de creatinina > 30 y < 80 ml/min, Bonapress-D deberá utilizarse sólo tras el ajuste de la dosis de cada uno de los componentes.
Ancianos.

En estudios clínicos, la eficacia y tolerancia de enalapril e hidroclorotiazida, administrados concomitantemente, fueron similares en los pacientes hipertensos mayores y en los más jóvenes. En caso de deterioro de la función renal la dosis deberá adecuarse a la misma.

Niños
No se ha establecido la seguridad y la eficacia de Bonapress-D en niños.

CONTRAINDICACIONES

Anuria. Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este producto o antecedentes de edema angioneurótico, relacionado con la administración de un inhibidor ECA. Hipersensibilidad a otros medicamentos sulfonamídicos.
Embarazo y lactancia:

No se recomienda usar Bonapress-D durante el embarazo. Si se detecta éste durante el tratamiento, se debe suspender lo más pronto posible la administración de Bonapress-D, a menos que se considere indispensable para salvar la vida de la madre.

Los inhibidores de la ECA pueden causar morbilidad y mortalidad fetal y neonatal cuando se administran a mujeres embarazadas durante el segundo y tercer trimestre. El uso de inhibidores de la ECA durante ese periodo se ha asociado con trastornos fetales y neonatales como hipotensión, insuficiencia renal, hiperpotasemia (aumento sérico de potasio) y/o hipoplasia craneal. No se recomienda el uso rutinario de diuréticos en embarazadas sanas, pues expone a la madre y al feto a un riesgo innecesario, que incluye ictericia fetal o neonatal, trombocitopenia y, posiblemente, otras reacciones adversas que han ocurrido en adultos.

Tanto el Enalapril como las tiazidas aparecen en la leche materna, por lo que si se considera indispensable emplear este medicamento, la paciente debe dejar de amamantar.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES

En sujetos con depleción (disminución) de volumen plasmático (por terapia diurética previa, diálisis, vómitos, diarrea, restricción sódica) o sometidos a productos potencialmente hipotensores (ej. Anestésicos) puede llegar a presentarse un cuadro hipotensivo. De acuerdo a la seriedad del mismo, las medidas terapéuticas pueden ser: colocación del paciente en posición supina, administración de líquidos, una inyección intravenosa de solución salina normal.

Se debe prestar particular atención al tratar a pacientes con cardiopatía isquémica o enfermedad cerebrovascular, en los que una disminución excesiva de la presión arterial podría ocasionar infarto del miocardio o un accidente cerebrovascular.
Una respuesta hipotensiva pasajera no constituye una contraindicación para continuar el tratamiento con Bonapress-D. Después de restablecer el volumen circulante efectivo y la presión arterial, se puede reanudar el tratamiento con una dosificación menor o con dosis adecuadas de uno solo de los componentes.
Las tiazidas pueden no ser diuréticos apropiados para pacientes con deterioro renal, y son ineficaces cuando la depuración de creatinina es de 30 ml/min o menos, (es decir en la insuficiencia renal moderada o severa).

Deben vigilarse estrechamente los niveles de azoemia y creatinemia y controlar la posible aparición de proteinuria (aparición de proteína en orina). En caso de elevación deberán hacerse los ajustes posológicos necesarios y/o suprimir el medicamento.

Debe administrase con precaución en pacientes con insuficiencia hepática.
En muchos pacientes tratados con Bonapress-D no serán necesarios suplementos de potasio, ni diuréticos ahorradores de potasio, debido a que la acción antialdosterona del Enalapril, reduce la hipokalemia inducida por diuréticos, por lo que puede aumentar la kalemia a niveles no deseados si se utilizan conjuntamente los medicamentos antes citados.
Las tiazidas pueden disminuir la tolerancia a la glucosa, por lo que puede ser necesario ajustar la dosificación de los agentes antidiabéticos, incluyendo la insulina.

Las tiazidas pueden disminuir la excreción urinaria de calcio y causar aumentos intermitentes y leves del calcio sérico. Una hipercalcemia intensa puede ser indicio de un hiperparatiroidismo oculto. Se debe suspender la administración de tiazidas antes de realizar pruebas de la función paratiroidea.

El tratamiento con tiazidas puede asociarse con aumentos de las concentraciones de colesterol y de triglicéridos, pero con las dosis de 12.5 mg de Hidroclorotiazida que contiene Bonapress-D el efecto observado es mínimo o nulo.

En ciertos pacientes, el tratamiento con tiazidas puede precipitar hiperuricemia y/o gota. Sin embargo, el Enalapril puede aumentar la excreción urinaria de ácido úrico y atenuar así el efecto hiperuricémico de la Hidroclorotiazida.

Con carácter excepcional se ha descrito en sujetos predispuestos la aparición de un edema angioneurótico (edema de Quincke) en cara, labios y/o extremidades, que revierte espontáneamente o con el uso de antihistamínicos. En determinados enfermos el edema puede llegar a afectar lengua, glotis y/o laringe que podría conducir a la obstrucción de las vías aéreas. En tales casos debe utilizarse con urgencia una solución 1:1000 de adrenalina por vía subcutánea (0.3 a 0.5 ml), así como otras medidas adecuadas para el caso. No se recomienda su uso en embarazo y lactancia.

INTERACCIONES

Cuando se emplea Maleato de Enalapril al mismo tiempo que otro agente antihipertensivo, puede haber un efecto aditivo.

Potasio
Generalmente el Maleato de Enalapril atenúan la pérdida de potasio causada por los diuréticos tiazídicos, y el potasio sérico suele mantenerse dentro de los límites normales.

El uso de suplementos de potasio, diuréticos ahorradores de potasio o sustitutos de la sal que contiene potasio puede aumentar considerablemente el potasio sérico, particularmente en pacientes con deterioro de la función renal.

Litio
En general no se debe administrar litio al mismo tiempo que agentes diuréticos o inhibidores de la ECA, pues éstos disminuyen la depuración renal del litio y aumentan mucho el riesgo de toxicidad de éste.

Antidiabéticos (orales e insulina)
Puede ser necesario el ajuste posológico de los mismos por interacción con la Hidroclorotiazida.

Alcohol, barbitúricos
La Hidroclorotiazida puede provocar una potenciación de la hipotensión ortostática.

Corticoides-ACTH
La Hidroclorotiazida puede intensificar la depleción de electrolitos (particularmente hipokalemia).

REACCIONES ADVERSAS

A las dosis terapéuticas, el medicamento es bien tolerado y no provoca efectos colaterales o secundarios. Cuando se presentan, los efectos adversos son en su mayoría leves y transitorios y en general ceden con el ajuste posológico o la supresión del medicamento. Los trastornos más comúnmente descritos son mareos, cefaleas, astenia, fatiga y tos.

También han aparecido con mucha menor frecuencia (1-2%) calambres musculares, náuseas, astenia, efectos ortostáticos incluyendo hipotensión, cefalea, tos e impotencia.

Entre otros efectos menos frecuentes se mencionan aumento de la urea y creatinina, disminución de la hemoglobina y el hematocrito, aumento de las enzimas hepáticas y bilirrubina sérica que son reversibles al suspender el tratamiento.

Raramente se describen reacciones de tipo alérgico.

PRESENTACIÓN

Caja con 30 tabletas ranuradas.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Bonapress-D – 30 Tabletas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?