Bonastatina – 30 Tabletas

MARCA REGISTRADA

BONASTATINA
TABLETAS

ACCIÓN TERAPÉUTICA

La rosuvastatina es un inhibidor de la HMG-CoA reductasa, que se utiliza como hipolipemiante efectivo para el tratamiento de las dislipidemias. La rosuvastatina inhibe la formación del colesterol endógeno con la consiguiente reducción de los depósitos intracelulares hepáticos de colesterol.

FÓRMULA

Cada tableta contiene:
Rosuvastatina…………………………………………….20 mg

MECANISMO DE ACCIÓN

La rosuvastatina tiene alta afinidad por el sitio activo de la HMG-CoA reductasa, con una inhibición constante de aproximadamente 0,1 nmol/L. La rosuvastatina es una de las estatinas más potentes con una IC50 de la actividad enzimática del orden de 5.4 nmol/L tanto en estudios in vitro como en cultivos de hepatocitos. Además, la inhibición de la síntesis de colesterol con rosuvastatina es más prolongada que la lograda por las demás estatinas. Adicionalmente, el metabolito principal de la rosuvastatina N-desmetil rosuvastatina, tiene actividad inhibitoria frente a la HMG-CoA reductasa (1/6 de la rosuvastatina nativa) lo que podría explicar en parte, la larga duración del efecto de este fármaco.

Los estudios in vivo e in vitro revelan que la rosuvastatina es captada eficiente y selectivamente por las células hepáticas, mientras que en los fibroblastos y otras células no hepáticas, la captación es mucho menor. En particular, en los cultivos de miocitos humanos, la rosuvastatina es menos activa que la atorvastatina y la simvastatina como inhibidor de la síntesis del colesterol. Esta menor actividad puede ser importante en la reducción de la toxicidad de las estatinas sobre las células musculares, toxicidad que se traduce como es sabido en rabdomiólisis, mialgias y aumentos de la creatina fosfokinasa (CPK).

Adicionalmente la rosuvastatina incrementa la eliminación del colesterol asociado a lipoproteínas de baja densidad (LDL), reduciendo además el colesterol total, los triglicéridos y la apolipoproteina B en el plasma. Otros efectos farmacológicos observados in vivo e in vitro señalan una mejoría en la función endotelial, efectos anti-inflamatorios, efectos protectores vasculares, cardíacos y cerebrales, y mejorías en la función neural. Recientes estudios clínicos han puesto de manifiesto que la rosuvastatina reduce el progreso del engrosamiento de la íntima en comparación con el placebo aunque no revierte el tamaño del ateroma.

FARMACOCINÉTICA

Después de su administración oral tanto las concentraciones plasmáticas máximas (Cmáx) de la rosuvastatina como los valores de la curva de concentración en plasma en función del tiempo (AUC) de cero a 24 horas aumentaron en forma lineal con las dosis (20-80 mg): Después de dosis repetidas se observó acumulación escasa o nula. La biodisponibilidad absoluta de la rosuvastatina es aproximadamente del 20%. La comida aumenta la velocidad de absorción de la rosuvastatina en un 20%, pero el grado de absorción permanece invariable. Cuando se alcanza el estado de equilibrio (steady state) el volumen de distribución medio de la rosuvastatina es de 134 L. La rosuvastatina se une de manera reversible a las proteínas plasmáticas (88%), siendo esta unión independiente de las concentraciones plasmáticas hepáticas.

La rosuvastatina es metabolizada solo en un 10%. Los estudios in vitro en hepatocitos y microsomas humanos muestran un metabolismo lento y limitado (5-50% durante 3 días), que tiene lugar principalmente a través de la isoenzima CYP 2C9 del citocromo P450.El N-desmetil-rosuvastatina, el metabolito principal de la rosuvastatina, tiene aproximadamente de un sexto a un medio de la actividad inhibitoria de la HMG-CoA reductasa del fármaco nativo. La rosuvastatina se excreta principalmente por vía biliar, y se recupera en heces el 90% de una sola dosis oral de rosuvastatina radioactiva (el 92% como fármaco nativo y el 8% como metabolitos) y el 10% en orina. En voluntarios sanos, la vida media de eliminación terminal (t½?) de una sola dosis oral de rosuvastatina 40 mg es de alrededor de 18-24 horas.

La velocidad y el grado de absorción de la rosuvastatina son ligeramente mayores en voluntarios jóvenes que en ancianos y ligeramente más bajas en voluntarios masculinos que en femeninos, si bien estas diferencias no se consideran clínicamente significativas.

En los enfermos con insuficiencia hepática leve (Child-Pugh Clase A) la concentración en plasma de la rosuvastatina oscila entre un 5% y un 54% en relación con los valores observados en pacientes con función hepática normal. En la insuficiencia hepática moderada (Child-Pugh Clase B) la concentración plasmática es entre 21% y un 113% de la de los pacientes normales, lo que puede obligar a una reducción de la dosis.

La insuficiencia renal leve a moderada (aclaramiento de creatinina [CLCR] ?30 ml/min) no afecta las concentraciones plasmáticas de la rosuvastatina después de la administración de una sola dosis diaria de 20 mg de rosuvastatina durante 14 días. Sin embargo, las concentraciones plasmáticas de rosuvastatina aumentan aproximadamente el triple en pacientes con insuficiencia renal severa (CLCR <30 ml/min) en comparación con las concentraciones observadas en pacientes con función renal normal, siendo recomendable una modificación de la dosis.

INDICACIÓN TERAPÉUTICA
Tratamiento de la hipercolesterolemia familiar primaria, tratamiento de la dislipidemia mixta (tipo IIa y IIb de Fredrickson), tratamiento adyuvante de la dieta para reducir los niveles de colesterol total, LDL, Apoproteína B y triglicéridos.
VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS
Vía Oral. Tratamiento de la hipercolesterolemia familiar primaria: La dosis recomendada es de 20-40 mg al día. Tratamiento de la dislipidemia mixta (tipo IIa y IIb de Fredrickson): La dosis recomendada es de 20-40 mg una vez al día. La dosis de rosuvastatina debe ser personalizada en función de la respuesta y de los niveles deseados de LDL. Tratamiento adyuvante de la dieta para reducir los niveles de colesterol total, LDL, Apoproteína B y triglicéridos: La dosis recomendada es de 20-40 mg una vez al día. La dosis de rosuvastatina debe ser personalizada en función de la respuesta y de los niveles deseados de LDL.
CONTRAINDICACIONES
,
ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES
Todos los inhibidores de la HMG-CoA reductasa han estado asociados a anormalidades bioquímicas de la función hepática. Se ha encontrado un aumento persistente de las transaminasas (3 veces por encima del valor normal en el 0.1 al 0.4% de los pacientes tratados con rosuvastatina), sin que exista una correlación entre la dosis del fármaco y la elevación de las enzimas hepáticas. En la mayor parte de los casos, estas elevaciones de las transaminasas son transitorias y se resuelven sin tener que discontinuar la medicación, o después de una breve interrupción de la misma. En muy raras ocasiones se ha descrito ictericia atribuible a la rosuvastatina y no se ha observado en ningún caso insuficiencia hepática o enfermedad hepática irreversible. Se recomienda llevar a cabo una determinación de la función hepática antes y a las 12 semanas de iniciar un tratamiento con rosuvastatina, repitiendo estos análisis cada 6 meses. En general, cuando se producen, las elevaciones de las transaminasas tienen lugar en los 3 primeros meses, y en este caso los pacientes deben ser vigilados hasta que cese esta anomalía, reduciendo la dosis o discontinuando el tratamiento si se mantuvieran las elevaciones de las transaminasas> 3 veces por encima de su valor normal.

La rosuvastatina, al igual que otros inhibidores de la HMG-CoA reductasa ha ocasionado en algunas ocasiones no muy frecuente rabdomiólisis e insuficiencia renal secundaria a una mioglobinuria. Se han comunicado casos de mialgia en pacientes tratados con rosuvastatina y elevaciones de la creatina kinasa (> 10 veces el valor normal en el 0.4% de los pacientes tratados con 40 mg/día de rosuvastatina). Los efectos sobre el músculo esquelético son dosis-dependientes, siendo mayores con las dosis de 40 mg/kg. Algunos factores que pueden predisponer a la aparición de mialgia, miopatía y rabdomiólisis son la edad avanzada, el hipotiroidismo y la insuficiencia renal. Además, el riesgo de miopatías aumenta cuando la rosuvastatina se administra concomitantemente con otros fármacos hipolipemiantes, en particular los fibratos y la niacina. En particular se debe evitar la administración concomitante de gemfibrozil y rosuvastatina.

En cualquier paciente en el que se manifiesten síntomas sugerentes de una miopatía, o en el que se presenten condiciones favorables para que se produzca una rabdomiólisis (p.ej. sepsis, hipotensión, deshidratación, trauma, cirugía mayor, etc.) se recomienda la suspensión temporal del tratamiento con rosuvastatina.

Es muy posible que en el feto humano se obtengan concentraciones elevadas de rosuvastatina si se administra este fármaco durante la gestación.

El colesterol y otros productos intermedios son importantes para el desarrollo fetal, por lo que las mujeres embarazadas deberán evitar su utilización. En las mujeres con posibilidad de quedar embarazadas, se deberán tomar las medidas anticonceptivas apropiadas informando a la mujer del riesgo que supone la rosuvastatina para el feto. En el caso de quedar embarazadas, se deberá discontinuar inmediatamente la administración de este fármaco.

Debido a que muchos fármacos se excretan en la leche materna humana y que la inhibición de la síntesis del colesterol puede ocasionar efectos adversos en el lactante, se debe discontinuar el tratamiento con rosuvastatina durante la lactancia, o recurrir a la lactancia artificial.

La rosuvastatina debe ser utilizada con precaución en los pacientes que consumen una cantidad substancial de alcohol, debido a que puede potenciar los efectos de este sobre el hígado.

INTERACCIONES

La rosuvastatina no es metabolizada a través de la isoenzima CYP3A4, por lo que parece poco probable la aparición de una interacción clínicamente importante entre la rosuvastatina y los fármacos que se metabolizan por ésta o son inhibidores de la misma (por ej. inhibidores de la CYP3A4 como ketoconazol, eritromicina, itraconazol). La administración de ketoconazol (200 mg dos veces al día durante 7 días), eritromicina (500 mg 4 veces al día durante 7 días), o itraconazol (200 mg una vez al día durante 5 días) no tuvo ningún efecto clínicamente relevante sobre la farmacocinética de la rosuvastatina después de la administración de una sola dosis oral de 80 mg.

La administración concomitante de rosuvastatina (10 mg una vez al día) y fenofibrato (67 mg tres veces al día) durante 7 días tampoco mostró un efecto clínicamente relevante sobre la farmacocinética de la rosuvastatina o del fenofibrato. El fluconazol tampoco ha mostrado un efecto clínicamente significativo sobre la farmacocinética de la rosuvastatina.

La administración concomitante de rosuvastatina (40 mg una vez al día durante 12 días) y digoxina no tuvo efecto sobre la farmacocinética de una sola dosis de digoxina (0,5 mg). La coadministración de rosuvastatina (40 mg) y warfarina (20 mg) no alteró las concentraciones plasmáticas de la warfarina, si bien el INR basal de 2-3 aumentó a >4.

Por el contrario, la administración concomitante de rosuvastatina y ciclosporina ocasionó aumentos de los valores de la Cmax de la rosuvastatina (11 veces) y del AUC (7 veces) posiblemente relacionados con el transporte hepático de rosuvastatina.

La administración concomitante de rosuvastatina 80 mg más gemfibrozil (600 mg dos veces al día durante 7 días) dio como resultado aumentos clínicamente importantes en la Cmax (aumento del 120%) y del ABC (90%) de la rosuvastatina. Esta interacción se atribuye a una inhibición de la glucuronidación del gemfibrozil. Se recomienda tomar precauciones si se administra rosuvastatina y gemfibrozil.

La coadministración de un antiácido y rosuvastatina (40 mg) disminuye la concentración plasmática de la rosuvastatina en un 54%. Sin embargo, si el antiácido se administra 2 horas después de la rosuvastatina, no se observa ninguna alteración de un las concentraciones plasmáticas de la rosuvastatina.
La administración de anticonceptivos orales (etinilestradiol y norgestrel) y rosuvastatina aumentas las concentraciones plasmáticas de etinilestradiol y norgestrel en un 26% y un 34%, respectivamente. Se desconoce el mecanismo de esta interacción.

REACCIONES ADVERSAS

En general, la rosuvastatina es bien tolerada. Las reacciones adversas probablemente relacionadas con la rosuvastatina más comúnmente reportadas en los estudios clínicos fueron mialgia, constipación, astenia, dolor abdominal y náuseas.

Estos efectos adversos fueron, en general, leves y transitorios. Además, no se observaron diferencias en los porcentajes de pacientes tratados con rosuvastatina (10-40 mg/día) y los pacientes tratados con placebo (55% frente a 57%, respectivamente), siendo igualmente similares la naturaleza e incidencia de dichos efectos adversos.

La edad no afecta a la incidencia de reacciones adversas siendo similares las observadas en pacientes de 65 años de edad y en pacientes más jóvenes.

Una pequeña cantidad de pacientes tratados con rosuvastatina en estudios clínicos desarrolló proteinuria y hematuria microscópica. En general, en su mayoría transitorios, de origen posiblemente tubular, fueron leves y no estuvieron asociados con deterioro agudo o progresivo de la función renal. Menos del 1% de los pacientes tratados con rosuvastatina 10 o 20 mg/día tuvo un aumento de por lo menos 2% respecto del valor basal de la proteinuria en la visita final.

En estudios clínicos controlados, se informaron aumentos clínicamente relevantes de los niveles séricos de ALT, definidos por un nivel que triplica el límite superior normal en dos ocasiones, en menos del 0,1% de los pacientes que recibieron rosuvastatina 10-40 mg/día. Estos aumentos fueron leves y transitorios, y los pacientes permanecieron asintomáticos.

La administración de rosuvastatina 10-40 mg/día durante 96 semanas como máximo, no suele producir cambios o una disminución en los niveles séricos medios de la creatinina respecto del valor basal.

Como es el caso de otras estatinas, con la administración de rosuvastatina 5-40 mg/día, el 0,2-0,4% de los pacientes mostró un aumento en los niveles séricos de la creatinfosfoquinasa (CPK) de hasta 10 veces el límite superior normal. Sin embargo, tan solo una cantidad ?0,1% de los pacientes tuvo miopatía relacionada con el tratamiento (es decir, dolor o debilidad muscular).

PRESENTACIÓN

Caja con 30 tabletas.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Bonastatina – 30 Tabletas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?