Bonagel Compuesto – 360 mL

MARCA REGISTRADA

BONAGEL COMPUESTO

PRINCIPIO ACTIVO

HIDRÓXIDO DE ALUMINIO
+HIDRÓXIDO DE
MAGNESIO+SIMETICONA
(DIMETILPOLISILOXANO)

ACCIÓN TERAPÉUTICA

Antiácido y Antiflatulento.

FÓRMULA

Cada cucharada (15 ml) contiene:
Hidróxido de aluminio…………………………………….600 mg
Hidróxido de magnesio…………………………………..600 mg
Simeticona (Dimetilpolisiloxano)……………………….75 mg

MECANISMO DE ACCIÓN

Se trata de antiácidos gástricos, sin acción sistémica o general, sino puramente
local a nivel del tracto gastrointestinal.

Hidróxido de magnesio e hidróxido de aluminio:
Acción en el estómago:
Efectos Antiácidos: Ingeridas estas drogas se combinan con el ácido clorhídrico
del estómago, produciendo su neutralización total o parcial. Son sustancias
insolubles y se solubilizan a medida que reaccionan con el ácido clorhídrico, por lo
que sus efectos son algo lentos pero sobre todo prolongados. Todo exceso del
antiácido no se disuelve y el pH gástrico nunca pasa de la neutralidad, es decir de
7, no elevándose a valores alcalinos como sucede con el Bicarbonato de Sodio.

En esta forma se alivian los síntomas de la hiperclorhidria y de la úlcera
gastroduodenal, como el ardor y dolor epigástrico.

Dado el papel agresivo del ácido clorhídrico y de la pepsina en la úlcera gastroduodenal, la neutralización ácida realizada por los antiácidos gástricos, posee un papel protector frente a la acidez, y al aumentar el pH, disminuye la acción proteolítica de la pepsina, cuya actividad máxima es a pH 2, mientras que a pH 5 casi no posee actividad péptica. En esta forma los antiácidos suprimen la sintomatología ulcerosa, alivian el dolor y favorecen la curación de la ulcera.

Acción en el intestino:
En el caso de los compuestos de aluminio, es importante la acción astringente del cloruro de aluminio formado en exceso (reacción hidróxido de aluminio con ácido clorhídrico), de manera que la constipación puede ser acentuada, por eso es conveniente usar el hidróxido de aluminio junto con compuestos de magnesio para contrarrestar la acción constipante del primero.

Simeticona (Dimetilpolisiloxano):
Tracto gastrointestinal: La administración de Simeticona (Dimetilpolisiloxano) produce la desaparición de las burbujas y pequeñas cámaras gaseosas del estómago e intestino, como puede observarse por gastroscopia y examen radiológico del tracto gastrointestinal. Estas burbujas formadas por aire y mucus viscoso y adherente no pueden eliminarse fácilmente, lo que se consigue porque la droga provoca la ruptura de dichas burbujas y la liberación del gas, que es expulsado por eructo o por el ano –acción carminativa-, con desaparición de las molestias y trastornos flatulentos –acción antiflatulenta-, esta acción motora gastrointestinal es indirecta y se debe a la distensión de las vísceras.

FARMACOCINÉTICA

Con los compuestos insolubles descritos existe muy escasa absorción intestinal de los iones Aluminio y Magnesio, la que corresponde a los compuestos solubles formados, así como muy poco absorbibles, y cuyo exceso no se ha precipitado en el intestino. La muy escasa cantidad absorbida se excreta rápidamente por el riñón, de manera que para el caso del magnesio, por ejemplo, no existe peligro de intoxicación cuando se administran los antiácidos a menos que exista insuficiencia renal avanzada. La simeticona es insoluble en agua y en lípidos, por lo que no es absorbida en el tracto digestivo y se elimina con las heces.

INDICACIONES
Se utilizan dichas drogas en las dispepsias con hiperclorhidria o hipersecreción, gastritis aguda y crónica, sobre todo en la úlcera gastroduodenal.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN Y DOSIS

Vía oral.

Una a dos cucharadas veinte minutos después de las comidas y a la hora de acostarse, o según lo indique el médico. No dosificarse por más de 2 semanas.

CONTRAINDICACIONES

Estas drogas no producen en general fenómenos sistémicos, salvo con los compuestos de magnesio en la insuficiencia renal. Los trastornos habituales que son capaces de provocar se refieren a la diarrea con los compuestos de magnesio y la constipación con los de aluminio. Estos inconvenientes pueden eliminarse por ser administradas al mismo tiempo. La simeticona, no produce ningún trastorno o reacción adversa en los pacientes y es bien tolerada.

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES

Precaución si presenta insuficiencia renal, dado que se puede producir una acumulación del aluminio y magnesio (hipermagnesemia) en el organismo ocasionando la aparición de diversos trastornos: depresión del sistema nervioso central, encefalopatía (cualquier enfermedad o trastorno relacionado con el cerebro), demencia (que se caracteriza por pérdida de la memoria, de la capacidad de juicio y del lenguaje), anemia microcítica (disminución del número de glóbulos rojos en la sangre), o empeorar el ablandamiento de los huesos (osteomalacia) inducida por la diálisis (proceso para eliminar los residuos que hay en sangre cuando los riñones son incapaces de hacerlo). Se deberá evitar el uso prolongado de antiácidos en estos casos.

Si presenta porfiria (conjunto de trastornos hereditarios que implican anomalías en la producción del pigmento de los glóbulos rojos) y está en tratamiento de hemodiálisis.

Si presenta hemorragia en el estómago o en el recto, sin diagnosticar. Debe comunicar al médico la aparición de algún síntoma que indique hemorragia, como por ejemplo heces (deposiciones) negras o vómitos como posos de café.

La toma de este medicamento puede reducir la absorción en el intestino de fosfatos pudiendo causar hipofosfatemia (cuando los niveles de fosfatos en sangre son bajos) que podría afectar a los huesos y producir anorexia (falta de apetito), debilidad muscular, malestar general.

A dosis altas, en tratamientos largos, en pacientes con dietas bajas en fósforo o en niños menores de 2 años, la toma de este medicamento puede reducir la absorción en el intestino de fosfatos pudiendo causar hipofosfatemia (cuando los niveles de fosfatos en sangre son bajos), que podría afectar a los huesos (osteomalacia).

En niños menores de 6 años, no se recomienda el uso incontrolado de antiácidos, ya que podrían ocultar síntomas graves (como apendicitis).
En pacientes de edad avanzada pueden agravarse los problemas de huesos (osteoporosis, osteomalacia). No se recomienda el uso prolongado y/o excesivo en pacientes de edad avanzada, muy especialmente en pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Las sales de aluminio podrían provocar estreñimiento, y una sobredosis de sales de magnesio podría causar una disminución del movimiento del intestino. A dosis altas este medicamento podría provocar o empeorar una obstrucción intestinal y un íleo (obstrucción del intestino acompañada de dolor) en pacientes de alto riesgo, como por ejemplo pacientes con insuficiencia renal, pacientes con antecedentes de alteraciones intestinales, niños menores de 2 años y pacientes de edad avanzada.

En mujeres embarazadas, se recomienda evitar un consumo excesivo y durante periodos de tiempo prolongados.

Con el uso de antiácidos a las dosis recomendadas, la absorción por vía maternas es muy limitada, por lo que este medicamento se considera seguro durante la lactancia materna.

INTERACCIONES

El uso combinado con quinidinas (medicamentos utilizados para tratar problemas del corazón) puede aumentar los niveles en sangre de la quinidina y dar lugar a una sobredosis de quinidina.

El uso combinado de hidróxido de aluminio y sales de citrato (medicamento utilizado para el tratamiento de las piedras de riñón y otros problemas de riñón, deshidratación, diarrea) puede aumentar los niveles de aluminio especialmente en los pacientes con insuficiencia renal.

En todos estos casos, se recomienda dejar pasar un tiempo de 2 horas entre la toma de alguno de estos medicamentos y la toma de BONAGEL COMPUESTO (4 horas en el caso de las fluoroquinolonas) para evitar interacciones no deseadas.

Los antiácidos pueden aumentar la eliminación por los riñones de los salicilatos (ácido acetilsalicílico, utilizado para tratar la inflamación, el dolor y la fiebre).

También reducen el efecto del sucralfato (medicamento utilizado para el tratamiento de la úlcera) por lo que se recomienda dejar pasar al menos 30 minutos entre su toma y la de BONAGEL COMPUESTO.

Los antiácidos pueden destruir el recubrimiento entérico de algunos productos farmacéuticos orales (cubierta que presentan algunos medicamentos para evitar que se deshagan/disuelvan en el estómago). Por ello se recomienda que la ingestión de este medicamento se realice al menos 1 hora después de la administración de cualquier otro.

REACCIONES ADVERSAS

– Trastornos inmunológicos
Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles): reacciones de hipersensibilidad como prurito (picor), urticaria (ronchas, irritación y picor de la piel), angioedema (urticaria generalizada acompañada de inflamación de pies, manos, garganta, labios y vías respiratorias) y reacciones anafilácticas (reacciones alérgicas generales).

– Trastornos gastrointestinales:
Poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes): estreñimiento o diarrea.

– Trastornos del metabolismo y la nutrición:

– Hipofosfatemia (cuando sus niveles de fósforo en sangre están disminuidos).

Cuando se utiliza este medicamento en tratamientos largos, a dosis altas, a dosis normales en pacientes con dietas bajas en fósforo o en niños menores de 2 años, podría afectar a los huesos.

PRESENTACIÓN

Frasco de 360 mL. Sabor a menta. Sin sodio y sin azúcar.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Bonagel Compuesto – 360 mL”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?